DIA 16: EL MENÚ RECURSO(3)- LA CENA

Si calculamos que íbamos a tomarnos 30 días de vacaciones en nuestro plan de adelgazamiento, como en cualquier trabajo normal, y estamos a punto de completar nuestro “menú recurso” que nos servirá, entre otras cosas, para compensar al día siguiente los  “excesos vacacionales”, ya tenemos cubierta la planificación de al menos 60 días en nuestro menú anual. Fíjate qué forma más sencilla de planificar, ya tenemos 1/6 de nuestro calendario dietético hecho, y para nada implica una tortura, ¿no? 😉

La cena, como ya dijimos, es el momento en el que más suelen flaquear nuestras fuerzas por los avatares del día.

A mí a esa hora además siempre me entra un funesto remordimiento porque mi cuerpo me pide alimentos que supuestamente no puedo comer.

Nos hemos acostumbrado a eliminar cualquier vestigio de hidrato de carbono en la cena, porque nos han dicho que son poco más o menos que veneno, y que como vamos a estar inactivos durante el sueño, los malvados hidratos de carbono se van convertir en grasa, que va a invadir nuestro cuerpo por la noche para hincharnos y que no nos valgan los vaqueros al día siguiente.

Sin embargo otros estudios científicos dicen que los hidratos de carbono ayudan a conciliar el sueño, que es justo lo que necesitamos por la noche, para que la pesadilla de “Los Hidratos mutantes” no nos deje insomnes.

¿Qué hacer entonces ante mi deseo de comer hidratos y dormir placenteramente  y mi deber de no comerlos bajo pena de engordar?

Para mí está claro que, en este punto, es imprescindible diferenciar entre hidratos de carbono sanos e hidratos de carbono procesados.

Comerme una bolsa de patatas fritas no puede significar lo mismo que tomarme un puré de verduras al que le he añadido patata cocida.

Me encanta el puré de calabacín. ¡Todavía recuerdo el de Marta Infante, es el más rico que he probado con mucha diferencia!. No olvidéis añadir como ella una ramita de apio, que le da un toque exquisito. 😉

Si a eso le añado un revuelto de setas que también me chifla, creo que sería mi cena perfecta para un montón de días.

No se tarda más de 15-20 minutos en preparar una cena tan suculenta. Si podemos preparar la crema el día anterior, el revuelto lo hacemos mientras calentamos el primer plato. Generalmente tenemos verduras en la nevera, en Mercadona tienen hasta calabacín cebolla y ajo troceados, es añadir una patatita y la ramita de apio, sal, pimienta y listo. No es lo mismo, pero es una versión muy simplificada que en caso de apuro funciona en 5 minutos. Huevos tampoco nos faltan 😉 y también venden setas congeladas con las que se hacen revueltos fácilmente. Hay también preparados de setas, ajetes y gambas para hacer revueltos.

Hoy quiero que elijas tú la cena de tu menú recurso favorito. ¿Dentro de todo lo que consideras saludable, qué te encantaría cenar, cual sería tu plato favorito?

Si quieres compartir sugerencias y recetas puede ser muy divertido.

Teresa Alvarez, te animo a compartir la receta del cous-cous vegetal que me comentaste, que creo que era rallando coliflor y brócoli, que sonaba genial, pero nunca llegamos a hacerla. ¿Podemos prepararla juntas? Te tentaré en cuanto te vea y colgamos la receta ;-). Muaaaks!

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close